Un estudio afirma que las personas que suelen decir groserías son más inteligentes

Un prejuicio muy común con quienes dicen groserías es el que las marca como personas sin educación, de inteligencia limitada y con un vocabulario muy pobre.Sin embargo, un reciente estudio publicado en Language Sciences echó por la borda cualquier convencionalismo y afirma que quienes maldicen o dicen groserías son personas más inteligentes que quienes no lo hacen.

Para dicho estudio, se pidió a 43 estudiantes universitarios de edades entre 18 y 22 años que recitaran la mayor cantidad posible de maldiciones en un minuto, así como nombrar tantos animales como pudieran en un minuto.El resultado: quienes dijeron más groserías, también pudieron nombrar más animales.

Por si no fuera bastante, el estudio también arrojó que quienes maldicen también eligen los términos adecuados.Pueden combinar las palabras de una manera mucho más creativa, creando expresiones complejas y que necesitan palabras que no se utilizan normalmente.

 

Mientras más insultas más inteligente eres

Como hay que utilizar palabras que no son “normales”, al tratar de dar un sentido lógico a las groserías aumentan las conexiones neuronales.

En pocas palabras, maldecir es un signo de inteligencia verbal y no de deficiencia lingüística como se solía creer.

Así que cuando alguien crea que no eres inteligente, o necesites mostrar tu inteligencia en alguna ocasión, no te limites en absoluto.

Ya sabes, cuando alguien te juzgue de maleducado, podrás insultarle con razón.

No te olvides de COMPARTIR este artículo para que tus amigos y familiares sepan lo inteligentes que son.

(Visited 3.350 times, 1 visits today)