Murió de tristeza 4 días después de que su familia la abandonaran para irse de vacaciones

Después de que su familia la abandonara en un refugio, esta perra está muy triste y con el corazón totalmente destrozado. ‘Julie’, una hembra maltés tenía el corazón roto cuando su familia la entregó a una agencia de control de animales muy ocupada en California.

Ella tiene 12 años de edad, y fue dejada en las instalaciones de Carson Animal Services con un lindo vestido, ella fue abandonada por las personas que más ama en esta vida. Su familia la dejó en ese lugar sin importarle que Julie podría ser sacrificada.

Según comunica Saving Carson Shelter Dogs en su página de Facebook, la familia de Julie la entregó porque estaban demasiado ocupados viajando. “La familia” del perro con el corazón roto ahora es libre para viajar, pero el pobre animal quedó abandonado, triste y confundido por la repentina pérdida de su hogar.

Los perritos también tienen sentimientos y emociones como todo ser vivo, pero esto parece ser ignorado por muchos humanos que piensan que un animal no puede sentir, y toman decisiones haciendo a un lado los sentimientos de sus mascotas. Los dueños de Julie, ignoraron los sentimientos de la perrita y fue abandonada sintiendo mucho dolor.

Ella es una bichón maltés, de aproximadamente 12 años, y vivió gran parte de su vida en el estado de California, Estados Unidos. El abandono realmente la destrozó.

Esta hermosa perrita no merecía tanta pena y melancolía que le ocasionó su antigua familia, por esa razón, en la página de Facebook del refugio canino, intentaron brindar la atención que esta pequeña necesitaba. El refugio invitó a la comunidad a visitar a la perrita para que ella pudiera tener la oportunidad de ser adoptada. Sin embargo, para la tristeza de todos, la pequeña Julie no pudo conseguir un nuevo hogar.

Lamentablemente, la perrita también sufría de insuficiencia renal, y sumado a la terrible tristeza que estaba sufriendo, a solo 4 días de ser abandonada, la pobre perrita murió básicamente de la tristeza. Su muerte fue muy devastadora para el refugio y también para la fundación Frosted Faces, quienes solo le pudieron proporcionar 24 horas de cuidados veterinarios a Julie.

Recuerda que las mascotas también sienten, sufren y piensan como nosotros. No los apartemos de nuestras vidas, ya que no existe una amistad más sincera de la que nos puede dar un can.

NO te olvides de COMPARTIR este artículo para que tus amigos y familiares tomen conciencia y no abandonen a sus perritos.

(Visited 15.260 times, 1 visits today)