Se robaron 123 tortugas gigantes que podían evitar su extinción de las islas galápagos, es una tragedia

La tortuga gigante de Floreana (Chelonoidis nigra) es una especie extinta de tortuga gigante, una de las 10 especies originarias de las islas Galápagos (Ecuador). Concretamente esta especie era endémica de la isla Floreana. Fue descrita por primera vez por los zoólogos franceses Jean René Constant Quoy y Joseph Paul Gaimard en el año 1824. Integra el complejo de especies denominado: Complejo Chelonoidis nigra.

Análisis filogenéticos pueden ayudar a “resucitar” esta especie extinta de Floreana. La especie es sólo conocida por restos subfósiles. En algunas tortugas de Isabela Chelonoidis becki se encontró coincidencias parciales con el perfil genético de los especímenes de Chelonoidis nigra depositados en colecciones de museo, posiblemente indicando la presencia de híbridos originados por una población trasplantada por humanos desde Floreana a Isabela,2​3​ o de individuos arrojados por la borda de los buques para aligerar las cargas.

​ Nueve descendientes de tortugas de Floreana han sido identificados en la población cautiva del centro de cría de Fausto Llerena en Santa Cruz. Esto permite la posibilidad de restablecer una reconstrucción de especie mediante la cría selectiva basándose en estos animales híbridos.

Esta es una noticia triste, no solo para los amantes de los animales o de las tortugas en particular, si no que para todos. A través de una notificación, el CITES informó que 123 tortugas gigantes fueron robadas desde un centro de crías en las Islas Galápagos.

Esto sucedió el 27 de septiembre y aún no se da con el paradero de estos especímenes, que probablemente sean movidos en el mercado negro.Esta especie en particular, la Chelonoidis nigra se creía extinta y gracias a los esfuerzos hechos por diversas asociaciones se había logrado esperanza.

El Gobierno de Ecuador está evidentemente preocupado por la situación y llaman a contactar a este mail: drueda@galapagos.gob.ec si sabe o sospecha algo sobre el paradero de estas tortugas, que por su edad, podrían medir entre 6 y 30 centímetros, no más.

(Visited 138 times, 1 visits today)