Estos puntos de presión en el pie relajarán a un bebé que esté llorando

Aceptar los desafíos de la maternidad, es algo que las mujeres hacemos con entereza y valor; porque hay que ser muy valiente para llevar adelante un embarazo, transitar un parto o una cesárea y cuidar de un ser tan pequeño y frágil que además, es lo más importante en nuestras vidas.

Por eso, cuando nos topamos con alguna dificultad y vemos a nuestro bebé llorar sin consuelo, nos desesperamos un poco y nos desgarra el corazón.

Pero si ya lo intentaste todo, y tu bebé sigue llorando, te proponemos que le des una oportunidad a la reflexología.

La reflexología es una práctica antigua de la medicina china. Sin embargo, estos últimos años ha vuelto a ganar popularidad en el mundo occidental como una práctica médica legítima que puede tratar varios problemas físicos.

Como la reflexología es probablemente el tratamiento más natural y el menos invasivo con el que podamos contar, se convierte en una herramienta perfecta para calmar el llanto de los bebés.

Al no poder trasmitirnos qué es lo que les sucede, los bebés responden al dolor físico simplemente llorando. Es su única manera de comunicarse. La reflexología se convierte entonces en un método eficaz para buscar alivio para su dolor.

La técnica consiste en aplicar presión sobre ciertos puntos del cuerpo, principalmente en los pies. Esto ayudaría a tratar una variedad de problemas de salud asociados a ciertas partes del cuerpo.

Enseñaremos qué parte del pie presionar y sobre qué zonas influye.

1) Cabeza y dientes.

Sabemos que los dolores de cabeza y de dientes pueden ser sumamente molestos. Para combatir estos dolores debemos frotar las puntas de los dedos de los pies. Es ideal para tratar dolores de cuello o también otitis. Intenta esto cuando a tu bebé comiencen a salirle los dientes.

2) Senos paranasales.

Así como las puntas de los dedos tienen relación con la cabeza y los dientes, el centro de los dedos tiene relación con el centro de nuestra cara, es decir con los senos paranasales. Bien sabemos que los dolores de sinusitis son muy molestos, de modo que para aliviar el malestar, aplica una presión en el centro de los dedos de tu bebé. Esto puede ser útil en problemas respiratorios y congestión nasal.

No estamos diciendo con esto que debes dejar un tratamiento médico, sino que es un complemento que hará más soportables los síntomas.

3) Pecho.

La zona del pecho está relacionada con la parte del pie que se denomina metatarso, y es la que vemos en color verde. Aplicar presión en estas zonas brinda efectos similares a los de los senos paranasales.

Es ideal para complementar con la práctica anterior, porque alivia la congestión en el tórax o los resfríos crónicos que causan la acumulación de mucosidad.

4) Plexo solar.

El plexo solar se compone de un conjunto de nervios situados entre el estómago y los pulmones. Es difícil reducir el origen del dolor en el plexo solar, debido al gran número de terminaciones nerviosas. Esta técnica también es útil para relajar y calmar.

Podemos ayudar con la reflexología en un punto medio superior de la planta del pie. Se encuentra en el centro debajo del metatarso.

5) Parte alta y baja del abdomen.

La zona del pie que corresponde al abdomen se encuentra en el arco plantar. La parte alta del abdomen específicamente en la mitad superior del arco y la parte baja en la parte inferior del arco.

Cuando aplicamos reflexología en esta zona del pie, podemos ayudar al bebé con problemas digestivos, los ardores de estómago o las obstrucciones intestinales. (color amarillo y morado).

Presionar la parte baja del abdomen en correlación con la mitad inferior del arco plantar, puede ayudar a una mejor digestión, a la constipación y la inflamación abdominal. Éstos suelen ser los principales malestares de los bebés.

6) Pelvis.

Los talones de los pies del bebé corresponden a la zona de la pelvis. Los problemas habituales en esta zona tienen que ver con la rigidez muscular y las malas posturas. También, con los estiramientos lógicos del crecimiento. Podemos aliviar los dolores en esta zona aplicando una leve presión en el talón.

Recuerda que la reflexología no reemplaza ningún tratamiento médico, sino que simplemente ayuda a mejorar y a obtener un mejor confort.

¿Ya utilizaste la reflexología para aliviar dolores? ¡También es útil en adultos! Puedes encontrar aquí mismo más información al respecto.

Comenta tu experiencia u otros trucos para calmar el llanto de los bebés.

(Visited 582 times, 2 visits today)