Conoce los rasgos de las personas empáticas y sus hábitos

La empatía ha sido definida como la capacidad cognitiva de percibir lo que otro puede llegar a sentir o como un sentimiento de participación afectiva de una persona cuando se afecta a otra.

Es la capacidad de sentir la emoción de los demás, capacidad de imaginar lo que otros piensan o sienten. Esta cualidad es una de las más valoradas en las relaciones interpersonales, la comunicación empática es necesaria y beneficiosa en cualquier aspecto del ser humano.

Ya sea en las relaciones laborales, en la escuela o el trabajo nos acerca a las personas y permite que seamos compasivos con ellos. 

Hábitos comunes

De acuerdo con los investigadores existen tres tipos de empatía: cognitiva, en donde se tiene la noción intelectual de lo que otros piensan o sienten, emocional, en donde resonamos con los sentimientos del otro como si nosotros mismos los estuviéramos sintiendo, y la empatía compasiva en donde no solo entendemos y sentimos la situación del otro, sino que además queremos ayudarle.

A continuación, te describimos los hábitos más comunes de las personas que se destacan por ser empáticas. Ya sea que seas una de estas, o que estés buscando serlo aún más, esto te podrá ser de utilidad.

  • Curiosidad: las personas altamente empáticas siempre quieren aprender sobre cosas nuevas y conocer personas que vivan diferente a ellos. Siempre buscan abrir su círculo social.
  • Sin prejuicios: usualmente este tipo de personas a pesar de tener claras sus creencias entiende y está en la capacidad de entender que no todos creemos en lo mismo, pero esto no implica que no podamos estar juntos. Su grupo está generalmente compuesto por personas de diferentes credos, orientaciones y posiciones políticas.
  • Excelentes escuchas: para ser empático es indispensable tener la capacidad de escuchar realmente a su interlocutor. Se preocupan por entender bien el estado y necesidades de la otra persona. No solo eso, están en la capacidad de abrirse a los otros y compartir sus experiencias más profundas si son de ayuda para la otra persona.
  • Inspiran el cambio: Pueden hacer parte de las fuentes de cambio. Al no conformarse con lo establecido y querer ayudar a otros generalmente son líderes que motivan a otros a hacer lo mismo.

Compártelo con tus amigos.

(Visited 72 times, 1 visits today)