¿Te haz preguntado si es posible morirse de miedo? Esta es la verdad

Existen personas que le tienen miedo a las alturas, otros tienen miedo a las arañas, así como existen aquellos que tienen miedo a subirse en las montañas rusas y otros que incluso mueren por el miedo a morir.

Sin embargo, aunque debido a que la expresión “morir del miedo” se utiliza con tanta frecuencia y en una variedad de contextos, ¿alguien podría literalmente morirse de esa manera?

Según Erin McCarthy, de el portal mental_floss, es posible que una persona literalmente muera de miedo, aunque esto es relativamente raro.

Según ha explicado, cuando nos vemos a nosotros mismos en una situación que nos asusta, el mecanismo de la “lucha o huye” se activa en nuestro cuerpo, y un montón de cosas comienzan a suceder en  nosotros.

¿Pelear o huir?

En primer lugar se produce una descarga de adrenalina que a su vez hace que el corazón lata más rápido y así envía más sangre a los músculos.

Por otra parte, la respiración se acelera, las pupilas se dilatan, los músculos se tensan, los vasos sanguíneos se contraen  y ciertas funciones fisiológicas – tales como la digestión, se hacen más lentas.

Todas estas respuestas hacen  que seamos más rápidos y más fuertes de lo normal, aumentando  las posibilidades de lucah o huir en una situación peligrosa.

El problema es que, aunque el corazón por lo general puede manejar todo sin problemas, la adrenalina, a pesar de que se produce y se libera en el cuerpo, es una sustancia tóxica que, en exceso, puede hacernos daño.

Descarga  tóxica

La epinefrina actúa sobre los receptores en las células del músculo cardíaco que desencadenan una reacción química la cual afecta el sistema de regulación de la frecuencia cardíaca, haciendo que el músculo cardíaco se contraiga.

Sin embargo, cuando la descarga de esta sustancia es muy grande, puede ocurrir que la adrenalina haga que el corazón se contraiga y que no pueda relajarse o pasar a trabajar con un ritmo cardíaco que no es compatible con la vida.

Afortunadamente, este problema no suele ocurrir con frecuencia en las personas sanas. Sin embargo, en el caso de que alguien sufra de alguna enfermedad cardíaca, como arterias bloqueadas, entonces la situación cambia, y el riesgo de morir de miedo se podría convertir en algo muy real.

Compártelo con tus amigos.

(Visited 71 times, 1 visits today)