Héroes anónimos que han rescatado a estos hermosos animalitos de una tragedia

¡10 frases que jamás decir a quienes rescatan animales! Lo hacen con todo el amor del mundo sin pedir nada a cambio, y ciertas palabras pueden hacerlos sentir más que incómodos. Salvar animales es una pasión, un estilo de vida que cientos de personas realizan de manera totalmente desinteresada, con todo el amor y la dedicación del mundo.VIDEO COMPLETO ABAJO.

Quizás porque muchos desconocen de qué se trata o porque no entienden cómo lo hacen suelen decirles ciertas frases que pueden hacerlos sentir verdaderamente incómodos o angustiados.

“Ay, ¿no te da miedo rescatar perros sucios? Te pueden morder o te pueden contagiar alguna enfermedad”: si ese miedo existiera la persona seguramente no lo haría, así que es una pregunta sinsentido.

“¡Pará de rescatar perros que no vas a conseguir nunca novio, no te vas a casar jamás!”: hasta el momento nadie ha encontrado la relación entre hacer una cosa y la otra.

“Ah, pero a vos seguro que te sobra la plata con todo lo que gastás en estos animales”: quienes lo hacen lo consideran una inversión, no un gasto más, y suelen dar de lo que tienen no de lo que les sobra.

“No puede ser que te preocupes más por esos animales que por tu familia, tus amigos, ellos no se preocupan por vos”: ehh…no, una cosa no quita la otra, aunque es probable que los animales sean más agradables que muchas personas, como las que preguntan esto, por ejemplo.

“No te hagas problema por ese perro, el que no pudiste rescatar, ¡seguro va a estar bien!”: pocas cosas son más frustrantes que no lograr lo que uno quiere, esas frases que intentan ser consoladoras no sirven de nada.

“Naah…¡no los castres! Que los pobres perros no van a conocer el amor, che”: tener cría no significa ser amado sí o sí, el animal puede encontrar amor de otras maneras. Y justamente porque se los ama se hace esto.

“Habiendo tantos problemas en el país no sé por qué te dedicás a rescatar animales, podrías hacer otra cosa más útil”: ¡pero decidimos hacer esta!, cada uno trata de hacer lo que mejor le parece y lo que puede, ninguna es menos respetable que la otra.

“¡Basta de rescatar perros! ¿No te das cuenta que no los podés salvar a todos?”: nadie que diga esto estará diciendo algo que un rescatista no sepa, pero si bien no se puede salvar a todos los perros del mundo sí se le puede salvar el mundo a un perro.

“A mí me gustaría ayudar a los animales, pero se me hace que es muy difícil”: para nadie es fácil, todo es cuestión de intentar, de querer, de poner ganas.

“¿Y si en vez de rescatar animales usás ese dinero, tiempo, para ayudar a los chicos que viven en la calle, o están enfermos, o son pobres?”: debe ser de las peores, sino la peor. Una cosa no tiene que ver con la otra, y muchas veces quienes critican no hacen nada por ninguna de las dos causas, aparte de olvidar que los animales también son seres vivos.

Por suerte ellos no hacen caso y lo siguen haciendo, acá en este video verás personas rescatando a hermosos animalitos que se han metido en problemas.

No te olvides de COMPARTIR este artículo para que así inspiremos a más personas a hacer cosas como estas.

(Visited 2.320 times, 1 visits today)