Francia es el primer país que obliga a los supermercados a darle lo que no se vendió a quien lo necesita

En en febrero del año 2016, en Francia fue aprobada una ley en la que se obligó a los supermercados a no desechar la comida que no se vendía para ofrecerla a bancos de alimentos u organizaciones de caridad.

Además, también los restaurantes en los que quedan sobras de comida, también tienen la obligación de prepararlas en bolsas para las mascotas de los clientes que realmente lo necesiten.

Los Franceses están cada vez más cerca de cumplir un objetivo que parece casi imposible en el resto del mundo.

No desperdiciar grandes cantidades de alimentos que están en un estado perfectamente consumible es una tarea que pocos países tienen en cuenta.

Esta es la razón por la que Francia recibió el primer premio del Food Sustainability Index creado por The Economist Intelligence Unit y Barilla Center for Food & Nutrition, dos grandes del ambiente alimenticio.

La EIU analizó tres factores muy importantes de 34 países: la nutrición de calidad, la agricultura que respeta el medio ambiente y la comida desperdiciada.

Cabe destacar que Francia encabeza el TOP 10 de países que se alimentan de manera sustentable en el mundo.

¿Crees que deberían obligar a más países a cumplir esta ley?

(Visited 563 times, 1 visits today)