Si usas estropajos para bañarte, podrías estar cometiendo un gran error

Muchas personas son adictas a limpiarse la piel y a exfoliarla en la ducha usando los famosos estropajos. Esta herramienta ha sido utilizada por muchísimos siglos.

Sin embargo, un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Microbiology demostró que este famoso producto que ha sido vendido y utilizado por siglos, puede ocultar una bacteria oportunista que ataca el sistema inmunológico.

Los estropajos son una herramienta natural obtenida de una planta que pertenece a la familia de las cucurbitáceas y al género Luffa.

Estas bayas pueden alcanzar hasta 1,2 metros y se parecen a los pepinos. Es originaria de una región neotropical y ha sido utilizada como accesorios para la higiene durante mucho tiempo. Hoy por ser natural, se venden en tiendas de cosméticos y tienden a tener un alto precio.

Esponja vegetal

Resulta que esta esponja vegetal puede albergar y transmitir la bacteria Pseudomonas aeruginosa, una de los responsables de las infecciones hospitalarias.

La humedad del baño, junto con poca circulación de aire y la maraña de fibra crean un ambiente ideal para el cultivo y la proliferación de las bacterias. Al comienzo de su uso, los estropajos eran considerados como un producto higiénico.

El problema es que la superficie rugosa del estropajo puede lastimar la piel y es aquí donde las bacterias que se acumulan en el baño pueden entrar a atacar la piel, y que además seguramente estén albergadas en el estropajo.

Tal vez sea hora de reconsiderar el uso de esta planta, ya que para una limpieza adecuada, lo único que necesitas es un buen baño con un jabón apropiado y utilizar bien tus manos.

También debes tener en cuenta que no cualquier jabón sirve; ya que muchas veces compramos un jabón por el aroma, pero lo que terminamos haciendo es esparcir las bacterias por toda la piel.

Lo preferible es que uses jabones exfoliantes, ya sea de avena o de café, ya que estos se encargan de limpiar las bacterias de tu piel sin maltratarla y sin esparcir las bacterias como lo hacen los jabones con mucho aroma.

Comparte con tus amigos.

(Visited 57 times, 1 visits today)