Empresas multinacionales envenenan y disparan a los animales por el aceite de palma

Se estima que catorce elefantes pigmeos de Borneo fueron envenenados en la región de malayo de Sabah, Malasia. Los animales extraños son considerados una plaga en las plantaciones de palma aceitera, y cada vez son menos los ejemplares que quedan debido a esto.

Un guardabosques de la zona relato uno de los momentos que más le impactó en su vida.

«He visto a un elefante bebe que intentaba despertar a su madre con un tronco mientras agonizaba. A ella la habían envenenado, junto a otros 13 animales».

Sus cadaveres estaban desde hace cuatro semanas en tierras de Yayasan Sabah, un grupo estatal de aceite de palma y madera. Todos los animales pertenecían a la misma manada, la cual habitaba el borde de dicha reserva en la selva tropical.

La economía de Malasia actualmente depende de las exportaciones de madera y aceite de palma. Es por eso que las zonas de bosque donde llueve, las están deshabitando de especies animales para poder seguir con sus plantaciones.

Se esta perdiendo una enorme riqueza de especies animales y vegetales, entre ellos rinocerontes, orangutanes, elefantes y especies de monos en peligro de extinción.

El ministro de Sabah, Musa Aman, impulsó la deforestación de la zona brindando los permisos necesarios para despejar dicha selva y dar comienzo a la plantación de aceite de palma.

Este hombre también es el presidente de la Junta de Fideicomisarios del grupo estatal de Yayasan Sabah. Esto comenzó en el año 2012, cuando la empresa empezó a despejar otras 80.000 hectáreas de bosques lluviosos para sus plantaciones.

Hagamos llegar lejos esto y que se empiece a generar conciencia y justicia para nuestro mundo animal. No puede ser que se permitan este tipo de atrocidades.

(Visited 575 times, 1 visits today)