Sobrevuelan el área con un drone y consiguen a más de 100 ballenas encarceladas en jaulas secretas

Las ballenas  fueron atrapadas para ser vendidas ilegalmente, algo que pone en grave riesgo a las especies. Un video grabado desde el cielo reveló un secreto oculto bajo el agua: se hallaron más de 100 cetáceos encerrados dentro de unos pequeños contenedores que parecen jaulas.

El terrible descubrimiento se hizo frente a la costa rusa del Pacífico, cerca de la ciudad de Nakhodka, en el sureste del país.

¿Por qué los tienen así?

Se han contado en total 11 orcas y 90 ballenas beluga que están atrapadas en la llamada “cárcel de ballenas”. De acuerdo con la organización mundial a favor de la vida silvestre, Whale and Dolphin Conservation (WDC), este es el mayor número de animales marinos privados de su libertad de esta manera.

Se cree que los cetáceos fueron capturados para ser vendidos a parques temáticos en China a un “precio considerable”. Las empresas pagaron hasta 6 millones de dólares (o más) por su propia ballena.

Tan sólo en China hay más de 60 parques marinos y 12 más están en construcción según información de The Telegraph.

¿Qué va a pasar con estos animalitos?

La compra y venta de cetáceos para entretenimiento es completamente ilegal, pero esta ley internacional se viola de manera rutinaria.

A pesar de esto, algunas compañías utilizan un vacío legal que no prohíbe el “arrendamiento” de ballenas.

No se sabe cómo proteger a estos animales y los intereses hacen que las naciones no muevan un dedo. Mientras tanto, las empresas que capturan los cetáceos hacen lo que quieren con ellos.

Por ejemplo, una investigación del periódico Novaya Gazeta encontró que entre 2013 y 2016, la empresa que tiene capturados a los 101 cetáceos, exportó 13 orcas a China.

Actualmente los fiscales el caso dicen que van a averiguar si los cetáceos capturados en verdad serán usados con fines científicos o educativos, pero resulta una broma de mal gusto ya que las grabaciones muestran, para empezar, muchos más ejemplares que los 13 que tenían permiso de capturar a principios de este año.


Los activistas, sobre todo de Greenpeace Rusia, han descrito la práctica como una tortura y además dicen que por el tamaño de los recintos y la cantidad de animales, también puede haber bebés.

Los expertos están verdaderamente preocupados no sólo por los animales enjaulados, sino también por el futuro de estas especies marinas.

“Al capturarlos a este ritmo, corremos el riesgo de perder a toda nuestra población de orcas” dijo el coordinador de investigación de Greenpeace Rusia, Oganes Targulyan, a The Telegraph.

La cuota de captura ahora es de 13 animales por año, pero nadie tiene en cuenta que al menos una orca se mata por cada una que se captura.

(Visited 1.146 times, 1 visits today)