Te explicamos como cultivar tus propias fresas, así de fácil.

Cultivar fresa en el jardín no es una idea salida de contexto, tan solo tienes que tener en cuenta los pasos que indicamos en este articulo y esperar la primavera para hacerlo.


Anuncios

El éxito con las fresas es comprender su ciclo de vida ya que es gracias al calor que se concentra en la tierra, lo que permite que las frutas maduren y tengan su rico sabor.

El tiempo promedio que tardan las plantas desde que florecen hasta que la fruta se encuentra madura es de un mes. Las plantas se pueden plantar de varias formas: en hileras o filas, en recipientes o cestas.

Ciclo de vida de la fresa

El ciclo de vida de las fresas empieza en primavera y termina en invierno y una vez la planta produce fruta, la mayoría de ellas vuelven a generar retoños en la punta de sus ramas que se extienden sobre la tierra y crean nuevas plantas. Lo más adecuado es dejar que la planta madre produzca 3 plantas hijas y cortar el resto de los brotes. (Algunas variedades de fresas producen pocos o ningún corredor).


Anuncios

Las plantas toman un periodo de descanso a mitad del verano para tomar energía y así producir más frutas y crías. Sobre el suelo, se puede colocar una capa de paja, con el fin de ayudar al suelo para que se conserve húmedo en los días calurosos y a mantener la fruta limpia.

Sin embargo, cultivar fresas no tiene que implicar tanto trabajo. En todas las áreas, se puede permitir que las fresas crezcan en una cubierta de suelo verde vibrante que requiere poco mantenimiento. Las plantas no soportarán tanto como las plantas más intensivamente manejadas, pero seguirán produciendo deliciosas bayas, año tras año.

Suelo, siembra y cuidado

Es importante dejar las fresas en un lugar donde les de él sol por lo menos 8 horas al día, y se adaptan mejor en un suelo con un pH entre 5.5 y 6.8 (puedes conseguir medir el ph de tu jardín con las tirillas que venden en los viveros).

Si el suelo de tu área no lo tienen, es más recomendable utilizar macetas de cultivo de fresas para lograr las condiciones adecuadas que permitan a las plantas crecer frondosamente. Es recomendable abonar la tierra con hojas compostadas, aserrín podrido u otro tipo de material orgánico para poder plantar las fresas.

En los viveros puedes encontrar fácilmente las semillas de fresa que deben ser plantadas inicialmente en masetas que una vez la planta haya germinado, deberás pasar a la tierra de tu jardín, si lo prefieres o también podrás dejarlas en la maseta para que se terminen de germinar.

La distancia en que se deben sembrar entre una y otra planta es de 18 pulgadas de distancia para permitir que estas generen los corredores con las plantas nuevas.

La corona o tallo central de la planta debe quedar en el exterior para evitar que se pudra, pero las raices deben quedar totalmente cubiertas. En un clima cálido y soleado, las bayas maduran unos 30 días después de que las flores se hayan fertilizado.

Riegue diariamente las plantas para que permanezcan cálidas y remueva las hiervas que crecen alrededor de ellas. A demás se debe vigilar la proliferación de babosas si es que se utiliza la paja como cubierta.

Un arco hecho de cercas de alambre puede soportar una cubierta de fila para la protección contra las heladas, y luego una red para pájaros una vez que aparece la fruta. Las coberturas de las hileras se deben quitar para la polinización.

Solución de problemas

El clima puede ser el mayor problema para las plantas y la falta de polonización de las abejas durante los días de lluvia y las temperaturas frías, lo que dificulta la polinización.

Las babosas a menudo mastican agujeros en las fresas justo cuando comienzan a madurar. Las coberturas orgánicas como la paja estimulan las babosas, por lo que cuando las babosas son un problema, un pajote de plástico ayuda.

Algunas enfermedades fúngicas pueden causar manchas oscuras en las hojas, pero recortándolas y podando el follaje de la fresa se reduce el ciclo de vida de las plagas.

Algunas veces su fruta puede ser pequeña debido al calor y la sequía. Una vez que comience a regar y el clima mejore, la fruta nueva debería ser de tamaño normal.

Cosecha y almacenamiento

Recolecta las fresas en las horas de la mañana, cuando las frutas estén frescas, y colóquelas inmediatamente en el refrigerador. Espere hasta justo antes de comer o cocinar para enjuagar las bayas a fondo con agua fría. Las fresas adicionales se pueden congelar, secar o hacer mermeladas o conservas.


Anuncios

Compártelo con tus amigos.