¿De dónde surgió la costumbre de cruzar los dedos esperando tener buena suerte?

Posiblemente hayas visto a varias personas cruzando sus dedos cuando necesitan o esperando buena suerte, o probablemente tú seas uno de los que cruza sus dedos cuando esperas los resultados de un examen en la universidad.

Pero ¿sabías cuál es el origen de este curioso gesto? De acuerdo con Mental floss, además de ser una de las señales más reconocibles en el mundo occidental, el acto de cruzar los dedos para indicar la buena fortuna, tiene una historia muy antigua y un poco incierto.

Según el informe, existen algunas posibles explicaciones asociadas con la aparición del gesto. Una de ellas sería que el signo comenzó a ser utilizado por los antiguos pueblos paganos de Europa occidental antes de la aparición del cristianismo.

Cruzar los dedos índice y medio

De acuerdo con sus creencias, las cruces tenían un fuerte simbolismo, ya que las intersecciones sirven para marcar una concentración de buen ánimo y “guardar” a un deseo hasta que este se convierta en realidad.

Con el tiempo, la costumbre de efectuar peticiones evolucionó hasta convertirse en una cruz, y los antiguos paganos comenzaron a formar intersecciones colocando el dedo índice sobre el índice de otra persona que estaba allí para dar cierta fuerza al deseo de la otra persona.

Con el tiempo, estas personas se dieron cuenta de que no era necesario “tomar prestado” los dedos de otra persona para realizar sus deseos, cruzando el dedo índice de una mano sobre la otra.

Es decir, hasta que alguien tuvo la idea de cruzar los dedos índice y medio y hacer el gesto con una sola mano, dando lugar al gesto que todo el mundo conoce. La segunda posible explicación se refiere a los primeros tiempos del cristianismo, cuando se persiguió a los creyentes debido a la práctica de su religión.

Para poder reconocerse entre sí, los cristianos desarrollaron una serie de gestos realizados con las manos, entre los cuales está el “Ichthys” un símbolo en forma de pez ampliamente utilizado por los seguidores del cristianismo.

Para poder mostrar esta señal con las manos, los fieles unían sus pulgares y cruzaban un índice sobre el otro, pero de ahí al gesto actual, nadie sabe a ciencia cierta cómo ocurrió la evolución, ni como comenzaron a asociarlo con la suerte.

También existen otras teorías; sin embargo, es difícil establecer cual es a ciencia cierta; aunque no podemos negar que las hoy planteadas acá se acercan un poco a cual podría ser la verdadera.

Compártelo con tus amigos.

(Visited 87 times, 1 visits today)