¿Cómo calmar a un perro asustado por los fuegos artificiales?

El miedo puede ser tan intenso que algunas mascotas mueren de un infarto. Aquí algunos consejos para ayudarlo con el estrés. En tres días, en medio de las celebraciones de la Navidad, nuestros vecindarios se convertirán en una especie de campo de batalla cortesía de los artefactos pirotécnicos. Y mientras miles de personas se divertirán lanzando al aire luces de colores y reventando mama ratas a espaldas de las autoridades, otros miles temblarán aterrados por el ruido que estos artefactos ocasionan.

Difícil negar que un espectáculo de fuegos artificiales alegra el cielo, pero ¿qué hay de aquellos niños, ancianos, personas con trastornos mentales o perros que quisieran enterrase tres metros bajo tierra para no oírlos.

¿Por qué los perros tienen miedo a los cohetes y los truenos?

Los motivos del miedo de los perros a los ruidos fuertes, como truenos, petardos o cohetes, pueden ser varios:

1 Una falta de habituación desde cachorros a este tipo de ruidos.
2 Una sobreprotección o respuesta exagerada por parte del dueño hacia el perro cuando se produce este tipo de ruidos (abrazarlo * fuerte, decirle “pobrecillo”…). Ante un ruido fuerte debemos reaccionar como si no pasara nada, para que el perro no se preocupe. Si ve a su dueño tranquilo, él se tranquilizará.
3 Una experiencia traumática anterior, como una exposición muy cercana a fuegos artificiales en perros con hipersensibilidad en el oído.
4 El miedo a los cohetes en los perros es normal; el problema grave viene cuando ese miedo no se trata y crece hasta convertirse en una fobia. Esta fobia puede provocarles ansiedad, taquicardias, hiperventilación, y en casos más extremos, y menos probables, nuestras queridas mascotas pueden llegar a sufrir un paro cardíaco.

¿Cómo debo actuar?

Uno de los comportamientos que debemos evitar (y que siempre hacemos), es acariciar a nuestro perro para intentar calmarlo. Pero esta conducta produce el efecto contrario en nuestra mascota, pues cuanto más lo acariciemos más pensará que el ruido que está oyendo es peligroso “Por eso me protegen“Pensará.

Es mejor acariciarlo cuando se haya calmado para reforzar esta buena conducta. Lo normal es que el perro busque un escondite donde se sienta seguro. Déjalo. Lo mejor es dejar que se esconda donde quiera y no intentar sacarlo a la fuerza de su escondite. Si estás en casa, cierra las ventanas para que el ruido se oiga lo menos posible y el animal se sienta más seguro.

1. Prepara un lugar seguro para tu mascota. Puede ser su casita, el closet, su cama al lado de la tuya o su caja transportadora, si es que se siente cómoda en ésta. La idea es que tome uno de estos lugares como un refugio.

2. Antes de que llegue la hora de los fuegos artificiales y las ratas blancas (nombre que se le da en el Perú a los explosivos festivos), dale a tu perro un paseo de 30 minutos por la calle, la playa o el parque, eso lo relajará.

3. Una vez en casa, asegúrate de cerrar todas las puertas y ventanas para reducir el ruido. Hazlo también por prevención pues un perro o un gato asustado buscará huir del ruido y eso podría ocasionar un accidente o perderlos para siempre.

4. Dos de cada diez gatos se pierden tratando de huir del ruido que producen los fuegos artificiales. La penumbra relaja a los felinos, asegúrate de prepararles un lugar semi oscuro donde puedan refugiarse.

5. Contrarresta los ruidos de los artefactos pirotécnicos con el televisor, la radio o algún video de Internet. La música clásica suele funcionar muy bien no solo por reducir el impacto del ruido molesto, sino también por su efecto relajante. Ten cuidado de medir bien el volumen, no vaya a ser que resulte contraproducente.

6. Puedes empezar semanas antes de la temporada de fuegos artificiales preparando a tu mascota con ruidos fuertes en casa. Puedes probar poniendo música e ir subiendo el volumen paulatinamente.

7. Algunas personas han visto buenos resultados en el uso de esencias florales como las Flores de Bach. Antes de comprarlas, consulta con un veterinario experto en terapias alternativas.

8. Intenta conservar la calma y actuar como siempre, así evitarás que tu mascota empiece a anticipar alguna situación de estrés debido a tu cambio de actitud.

9. Al lamer o morder los perros liberan estrés, por eso puede ser una buena idea darles un juguete o un hueso manzano que los distraiga.

10. Existen unos trajes que ejercen presión sobre el cuerpo, estos son utilizados para ayudar a los perros a relajarse en temporadas de tormentas pues ayudan a lidiar con el ruido de los truenos. Otra opción es envolver su cuerpo con bandas ajustadas.

11. Si tu mascota es de aquellas que, sencillamente, se transforma con el ruido extremo o no se calma con nada, busca ayuda profesional. El médico veterinario sabrá decirte qué otras medidas tomar, entre ellas medicar a tu mascota con algún calmante según su peso.

12. En cuanto a los gatos, las hormonas sintéticas o feromonas felinas pueden ayudar a reducir el miedo de un gato temeroso o con fobia a los petardos. Este tipo de productos se puede encontrar en clínicas veterinarias y tiendas especializadas en gatos, pero siempre es mejor consultar antes con un especialista.

El pavor al estruendo de los juegos pirotécnicos no es una regla con todos los animales. Hay los que ignoran por completo el ruido y hay también las mascotas que son expuestas a sonidos fuertes desde cachorras para que de grandes no sufran. Finalmente, la solución al problema está en un trabajo en equipo que incluye la escencia de nuestros animales y quienes cuidamos de ellos.

Los síntomas típicos de un animal aterrorizado por la pirotecnia son:

Temblores, camina sin cesar de un lado a otro, se esconde debajo de los muebles, saliva excesivamente, escarba el piso, la tierra o la alfombra, gime, ladra, intenta escapar.

(Visited 2.680 times, 25 visits today)