El amor es eterno, este señor peina a su esposa y la arregla para el final

Se jura lealtad y respeto: “prometo serte fiel, amarte, cuidarte y respetarte, en lo bueno y en lo malo, en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida”. Pero en el peor (o en el mejor) de los casos, estas promesas se quedan sólo en un rito nupcial.VIDEO COMPLETO ABAJO:

Una de las muchas situaciones que puede hacer peligrar el equilibrio de un pareja, es la aparición de una enfermedad grave. Un hecho que supone un punto de inflexión en la vida sentimental, que bien puede fortalecerla, o terminar sellando el punto y final.

Un estudio elaborado por la Universidad lowa, en Estados Unidos, analizó la tasa de divorcios en matrimonios en los que uno de los cónyuges tenía una enfermedad grave en comparación con los matrimonios que no tenían ese diagnóstico.

Los resultados publicados en la revista revista Journal of Health and Social Behavior concluyeron que en los matrimonios en los que a la mujer se le detecta una enfermedad grave, y no al hombre, “existe un 6% más de probabilidades de ruptura con respecto a los matrimonios sanos”. Por su parte, no se encontraron diferencias cuando el que enfermaba era el hombre.

Según la autora principal del estudio, Amelia Karraker, una enfermedad supone una amenaza para la armonía de una pareja, pero los datos no explican el porqué de estas diferencias. Una de las posibles razones podría ser el aspecto económico que suele tambalearse en este tipo de situaciones. Pero esto es sólo una mera interpretación. Entonces, ¿qué ocurre realmente, cuando una enfermedad grave irrumpe en una pareja?

Acá te dejamos el video completo:

No te olvides de COMPARTIR este artículo para que tus amigos y familiares vean este hermoso video de amor eterno.

(Visited 324 times, 1 visits today)